¿Sabías que fenómenos de la Naturaleza siguen un mismo patrón numérico?

Opciones de Texto

La sucesión de Fibonacci se encuentra al analizar el espiral de crecimiento de una concha, el espiral de un cono de pino, el crecimiento de las ramas de un árbol o de los pétalos de una flor.

En 1202, el matemático italiano Leonardo Pisani, llamado Fibonacci, describió esta sucesión numérica en la cual cada término es igual a la suma de los dos anteriores: 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21... y así.

También hay ecuaciones matemáticas que representan formas visuales comunes, como las dunas de arena o el doblez de una plancha de acero.

Los espirales organizados de acuerdo con la sucesión de Fibonacci han demostrado representar una excelente forma de llenar el espacio en sistemas en constante crecimiento.