¿Sabías...? ¿Sabías que la ONU considera la luz eléctrica como un derecho humano básico?

Efectivamente este servicio, sin el cual resulta casi imposible imaginarse la vida moderna, es un derecho que se desprende del derecho a la vivienda, contenido en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

En la actualidad, gran parte de nuestras vidas y de las ciudades funcionan durante las 24 horas del día dependiendo del suministro de una iluminación segura y limpia. A nivel mundial, el 20% de la energía que generamos se usa para iluminar y, en ese proceso, liberamos tres veces más dióxido de carbono que toda la industria de la aviación.

La lámpara incandescente también conocida como ampolleta o bombilla, es uno de los inventos más difundidos y que mejor ha resistido el paso del tiempo. De este modo, desde que Thomas Alba Edison consiguiera hacer brillar la primera versión de este dispositivo por 48 horas, han transcurrido más de 130 años sin que el diseño original sufra cambios radicales. Y si bien se ha perfeccionado la manufactura, el principio sigue siendo el mismo.

Pese a ser un invento tan difundido y que ha permanecido tan inalterado en el tiempo, la lámpara incandescente resulta muy poco eficiente. Hay que señalar que por cada Watt que consume, el 90% se convierte en calor y sólo el 10% restante ilumina el lugar. Ese 10% tampoco abarca completamente el rango visible sino que se agrupa en el segmento inferior del espectro.

De este modo y como su costo ha bajado con el paso de los años, transformándola en una solución sustancialmente más económica que cualquier otra, no ha sido fácil conseguir que la gente se oriente a soluciones más eficientes. Por ello, muchos gobiernos han adoptado medidas legales para orientar elecciones más ecológicas o bien, subsidiar el precio de éstas.

FUENTE: http://www.bbc.co.uk/

Un Programa de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile.
Moneda 1375, piso 11, Santiago de Chile. Teléfonos (56-2) 23654571, (56-2) 23654573 / Email: explora@conicyt.cl