¿Sabías...? ¿Sabías que en el Desierto de Atacama estará el telescopio más grande del mundo?

Swinburne Astronomy Productions/ESO - ESO Swinburne Astronomy Productions/ESO - ESO

Se trata del Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT), también conocido como “el ojo más grande del mundo en el cielo” y que se encuentra en construcción en el Cerro Amazones. E-ELT contará con un espejo primario de 40 metros y podrá obtener imágenes 15 veces más nítidas que las tomadas por el Telescopio Espacial Hubble.

El tamaño del telescopio determina esencialmente su capacidad de recolección de luz, y con ello su capacidad de detectar objetos más débiles y más lejanos.

Asimismo, determina su poder de resolución, es decir, la nitidez de las imágenes que pueden obtenerse con él. Para la gran mayoría de telescopios terrestres el poder de resolución no viene limitado por su tamaño, sino por la turbulencia natural de la atmósfera en la que están sumergidos.

Una de las principales ventajas e innovaciones del E-ELT será la introducción en su diseño de óptica adaptativa avanzada, que permitirá corregir en gran parte las distorsiones en las imágenes que introduce la turbulencia atmosférica. De este modo, el E-ELT será capaz de obtener imágenes de una nitidez sin precedentes, mostrando una riqueza de detalles de gran interés en los objetos observados. La incorporación de la óptica adaptativa en el diseño del propio telescopio es sin duda uno de sus aspectos más innovadores y ambiciosos.

Gracias a la incorporación del E-ELT podrán abordarse prácticamente todas las ramas de la astrofísica observacional, los exoplanetas y las primeras estrellas. El telescopio permitirá llevar a cabo también observaciones de los procesos de formación estelar, del contenido de galaxias externas a la Vía Láctea y la evolución de sus poblaciones estelares, de los núcleos de otras galaxias en los que residen agujeros negros supermasivos, de las estructuras protogalácticas en el universo primitivo, entre otras materias. Incluso permitirá la medición directa de la evolución de la tasa de expansión del universo y la detección de posibles variaciones con el tiempo de algunas constantes físicas.

Se estima que la puesta en operación del telescopio debería tener lugar hacia 2024-2025.

FUENTE: Fernando Comerón, representante de ESO en Chile

Un Programa de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile.
Moneda 1375, piso 11, Santiago de Chile. Teléfonos (56-2) 23654571, (56-2) 23654573 / Email: explora@conicyt.cl