Artículos Las ampolletas incandescentes se apagarán para siempre

escuelapedia escuelapedia

Las ampolletas incandescentes son aquellas que generan luz a través del calentamiento de un filamento metálico que poseen en su interior, lo que entrega energía lumínica que permite alumbrar, por ejemplo, nuestros hogares. El invento, patentado por el norteamericano Thomas Alva Edison en 1879, tiene los días contados en Chile. Así como lo hizo la Unión Europea en el año 2009, en nuestro país se pretende evitar, de manera gradual, la comercialización de las ampolletas incandescentes. En una primera etapa, serán eliminados del mercado de los artefactos lumínicos incandescentes superiores a 75 watts: primero serán retirados, el durante el primer semestre de 2014, las ampolletas mayores a 40 watts, terminando a fines del 2015 con las iguales o superiores a 25 watts.

Marzo de 2015

Todo parece indicar que el camino de los chilenos se verá iluminado en un futuro cercano sólo con ampolletas de ahorro energético o tecnología LED.

En este marco, el Ministerio de Energía, en conjunto con el Fondo de Solidaridad e Inversión, FOSIS, están impulsando el programa "Iluminemos con Eficiencia", que pretende capacitar a 41 mil familias vulnerables a lo largo de todo Chile durante este 2015. En un encuentro con habitantes de Lo Espejo, el ministro Máximo Pacheco, entregó a las familias, ampolletas de ahorro energético para que las utilizaran en su hogar. En la ocasión, Pacheco comentó que además de bajar el consumo energético en términos de iluminación, lo que se pretende es cuidar el suministro energético que nuestro país posee.

De acuerdo al Estudio de usos finales y curva de la oferta de la conservación de la energía en el sector residencial, elaborado en 2010 por la Corporación de Desarrollo Tecnológico de la Cámara de la Construcción y el Ministerio de Energía, en promedio en Chile, se utilizan 13 ampolletas por vivienda, un 48,5% de las cuales son artefactos de eficiencia energética. En las zonas norte y centro del país se ocupan más las ampolletas de ahorro energético, mientras que en el sur la cifra es menor. En resumen, y a modo de promedio, cada hogar de Chile consume alrededor de 289,4 kWh en un año, sólo en iluminación.

El Ministro Pacheco recalcó la importancia que ha tenido el proceso de sacar las ampolletas incandescentes de manera gradual del mercado, comentando que ya "a partir de diciembre del año pasado no está permitido comercializar ampolletas tradicionales e incandescentes de 100 watts. Aseguró que la medida se traducirá en que los chilenos "vamos a iluminar nuestros hogares con ampolletas que tienen mejor luz y a un mucho menor consumo, con lo cual las cuentas de la luz, se van a ver reducidas".

Con respecto al mayor costo que implicará este cambio, tomando en cuenta que el costo de las ampolletas de ahorro energético supera a las incandescentes en casi 4 veces su valor, el Secretario de Estado Indicó “esa diferencia se paga en un mes de consumo, por lo tanto, es una inversión que se retorna al mes dos. Creo que estos son números muy simples que muestran que vale la pena hacerlo".

El Jefe de Carrera de Ingeniería Civil Eléctrica de la Universidad de Concepción, el doctor Luis García Santander, explica que las ampolletas incandescentes tienen un gas al interior de la lámpara que debe ser “inflamado” para que pueda emitir luz. Dicho gas es encendido gracias a que el filamento que está dentro de la lámpara se calienta cuando presionamos el interruptor que lleva energía eléctrica hacia la ampolleta. Indica que parte del gasto energético que producen estas ampolletas se debe a que en este proceso gran parte de la energía que se le entrega a la ampolleta se “pierde” en calor. Es por eso que cuando las tocamos nos quemamos.

lbthermalimageEn la opinión del experto, es positivo dado que un porcentaje muy elevado de la energía que consume se traduce en calor y sólo una pequeña parte se convierte en luz, como comentaba anteriormente el académico, ejemplificando que al estar encendidas por un rato, al tocarlas, efectivamente podemos quemarnos. El docente comenta que “las lámparas incandescentes son las más ineficientes si las miramos desde el punto de vista de la energía que consumen versus la energía traducida en iluminación".

También se refiere a los beneficios de la medida en el entorno: “efectivamente, dada la mayor conciencia en temas medioambientales y sobre todo el real cambio climático que se ha producido, la sociedad ha buscado formas de utilizar de mejor manera las energías disponibles".

Pero, ¿cómo resultará en Chile esta medida? El profesor Santander García comenta que "no es necesario buscar ejemplos en otros países para validar que efectivamente el recambio de las lámparas incandescente generará un ahorro de energía importante". Hoy esta información podemos obtenerla de experiencias vividas en nuestro país. Relata que "en algunas de las comunas rurales de Chile, el Estado ha fomentado el recambio de las luminarias de alumbrado público (normalmente incandescentes, en dichos lugares) por lámparas de alta eficiencia, en particular con tecnología, lo que generaría hasta un 60% de ahorro. “A la vez, impacta en el nivel de iluminación que ellas aportan, generando un lugar mejor iluminado y con la sensación de mayor seguridad".

Cabe mencionar que la Unión Europea, pasó por un proceso similar entre 2009 y 2012. Según cálculos hechos por la Comisión Europea, con estas medidas en el continente, las emisiones de CO2 se reducirían en 15 millones de toneladas al año y, desde el inicio del proceso hasta el año 2020, se podría llegar a ahorrar la energía equivalente al consumo anual de 11 millones de hogares.

Como ejemplifica el doctor García Santander: "si consideramos que el precio de la energía es de 100 $/kwh, y en casa tenemos dos ampolletas de 100 W, cada una de ellas encendida 4 horas diarias, se obtiene que en un mes (30 días) se tendría un consumo de 14,4 kWh/mes ((60W+60W)*4h*30 días), por lo tanto dicho cliente pagaría $1.440 al mes por tener esas lámparas encendidas. En el caso de una lámpara de alta eficiencia con tecnología led, su potencia equivalente a la incandescente de 60W es una LED de 7W (normalmente es menor la potencia equivalente). Así se tendría entonces para las mismas 4 horas diarias, un consumo mensual de 1,68 kWh/mes ((7W+7W)*4h*30dias) totalizando un pago de $168 al mes, lo que significa un ahorro del 88%". Recalca el docente que el precio de una lámpara LED puede llegar a los 5 mil pesos en el mercado, alrededor de 10 veces más que una ampolleta incandescente, en promedio.

pdkjdjfnExisten distintos tipos de lámparas de ahorro energético. “En este caso podemos comentar por ejemplo el funcionamiento de una lámpara led, dado que hoy en día están a precios comparativos a las otras lámparas de eficiencia pero son menos riesgosas por no contener mercurio", indica. Este es un elemento químico que "emite luz a partir de componentes denominados semiconductores (por ejemplo fósforo y nitrógeno), uno de ellos dispone de cargas eléctricas positivas (fósforo) y el otro de negativas (nitrógeno). Cuando se hace circular una corriente eléctrica entre ambos extremos existen desplazamientos desde la negativa hacia la positiva generando una combinación que libera energía la cual se traduce en luz o fotón". Este tipo de ampolletas, al contrario de las incandescentes, no emite el porcentaje de calor que emiten las nombradas anteriormente.

Las medidas más frecuentes recomendadas son: apagar las luces cuando se sale de un lugar; desconectar los equipos electrónicos (aun estando apagados estos dispositivos consumen energía, que se denomina energía vampiro); abrir el refrigerador sólo cuando sea necesario; apagar los TV si no se está en la habitació; calentar sólo el agua que va a necesitar y no llenar siempre el hervidor, entre otras. Con respecto a la iluminación, desde la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE), entregan cuatro consejos que permitirán a los usuarios hacer uso responsable de la energía lumínica: apagar las luces que no se estén usando; reemplazar las ampolletas tradicionales por ampolletas eficientes con etiqueta energética clase A; aprovechar la luz natural y pintar las paredes y cielos del hogar de colores claros, ya que así se puede, según sus datos, ahorrar hasta un 5% de electricidad. Por último, la AChEE recomienda iluminar las áreas de trabajo directamente, ya que se puede aprovechar mejor la luz, así como instalar luces más bajas en balcones y pasillos.

Fuentes:

Ministro de Energía, Máximo Pacheco.

Jefe de Carrera Ingeniería Civil Eléctrica, Universidad de Concepción, Dr. Luis García Santander.

Agencia Chilena de Eficiencia Energética, AChEE. http://www.acee.cl/

Ministerio de Energía. http://www.minenergia.cl/

Comisión Europea. http://ec.europa.eu/news/energy/090901_es.htm

Estudio de usos finales y curva de oferta de la conservación de la energía en el sector residencial. Año 2010. Corporación de Desarrollo Tecnológico de la Cámara Chilena Chilena de la Construcción. http://www.minenergia.cl/documentos/estudios/2009/usos-finales-y-curva-de-oferta-de.html

 

PERSONAS DE CIENCIA  /   SABÍAS  /  INFOGRAFÍA  /  INFOGRAFÍA

Un Programa de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile.
Moneda 1375, piso 11, Santiago de Chile. Teléfonos (56-2) 23654571, (56-2) 23654573 / Email: explora@conicyt.cl