Más de un centenar de escolares participaron en Talleres de Etnografía en el Museo Regional

Opciones de Texto

Siete establecimientos de distintas comunas de la región participaron en los Talleres de Etnografía, en los que escolares descubrieron las maravillas del “Trariwe” desde una visión científica y cultural.

Aunque habitualmente el mundo de la ciencia se vincule a laboratorios y a los avances tecnológicos, lo cierto es que ella está presente en todos los ámbitos de la vida, incluidos el arte y la cultura. De hecho, gracias a la aplicación del método científico, es posible conocer –y reconocer– los legados de los pueblos originarios y la riqueza histórica detrás de ellos.

Más de cien escolares de educación parvularia, básica y media de siete establecimientos de la región pueden dar cuenta con toda propiedad de lo anterior. Ello tras haber participado en los Talleres de Etnografía, organizados por el PAR EXPLORA La Araucanía, ejecutado por la Universidad de La Frontera, y el Museo Regional de La Araucanía.

Susana Chacana, coordinadora de Educación y Extensión del Museo, fue la encargada de dar inicio a la jornada, mediante una introducción didáctica sobre las etapas del método científico y su relevancia en la generación del conocimiento de las distintas áreas de la sociedad.

Posteriormente, los niños y niñas visitaron la exposición “Trariwe: Faja y Vida de Mujer”, que exhibe la trascendencia simbólica de esta faja de cintura de lana tejida a telar, en cuya elaboración y uso se conjugan elementos prácticos, rituales, sociales y territoriales propios del mundo femenino mapuche.

¡Manos a la obra!

Tras esta familiarización con la ciencia y el legado cultural mapuche, el Laboratorio de Colecciones del Museo abrió sus puertas para recibir a los escolares, quienes adquirieron el rol de examinadores del trariwe. De este modo, observaron a través de las lupas las piezas y analizaron cuidadosamente sus características y estados de conservación.

Además, los estudiantes realizaron un recorrido por el Museo Regional y, finalmente, diseñaron sus propios trariwe, en base a sencillos materiales en los que se plasmaron los conocimientos adquiridos y toda su creatividad.

A las visitas de los tres establecimientos, en las próximas semanas se sumarán más de un centenar de escolares provenientes de ocho escuelas de la región, quienes tendrán este encuentro con la cultura y la ciencia, cuyo objetivo es que niños, niñas y jóvenes de la región conozcan la importancia de la elaboración de piezas textiles mapuche y valoren, de este modo, el importante legado cultural desde temprana edad.

Experiencia intercultural

“La actividad fue muy entretenida, porque aprendí muchas cosas que yo no sabía. Como yo soy de Lonquimay, nunca había visitado el Museo y me gustó mucho. Pero lo que más me gustó fue ir al laboratorio y estudiar los trariwe, porque pudimos conocer mejor los materiales que se usan y sus principales aspectos”.

María Fernanda Riquelme, estudiante de séptimo básico de la Escuela Lonquimay.

 

“La actividad estuvo muy entretenida, porque hicimos muchas cosas. Lo que más me gustó fue la visita al laboratorio, donde trabajamos en cosas de investigación, vimos los colores del trariwe, sus formas y su peso”.

Sebastián Vega, estudiante de quinto básico de la Escuela Millantú.

 

¡Haz click aquí para ver la galería de imágenes!

Periodista: Carolina Nahuelpi Álvarez.