Ver rostros en objetos, nubes o en cualquier parte es un fenómeno sicológico?

Opciones de Texto

Los seres humanos siempre hemos visto caras de personas o animales en las cosas de uso diario y en los lugares más insólitos, como la fachada de una casa, una nube o un electrodoméstico. ¿Recuerdan la famosa tostada con la imagen de la Virgen María? Fue vendida en 20 millones de pesos en Ebay.

La mayoría de las personas no ha escuchado el término pareidolia pero seguramente lo ha experimentado: es un fenómeno sicológico donde un estímulo impreciso y aleatorio es percibido erróneamente como una forma reconocible. Una explicación la entregó Jeff Hawkins en 1957 en su teoría memoria-predicción. El ingeniero informático y neurocientífico, inventor de la Palm Pilot, asegura que es una reacción normal basada en el funcionamiento del cerebro.

Uno de los casos más emblemáticos es la “Cara de Marte”, donde se puede ver un rostro humano en una montaña del planeta rojo, plasmada en una fotografía de la NASA, tomada por la sonda espacial Viking 1 en 1976. Esta tendencia de la mente que nos hace distinguir figuras religiosas o de personajes históricos en todas partes, se relaciona también con la herencia evolutiva, a tal punto que un recién nacido dirigirá su atención hacia cualquier cosa que tenga rasgos faciales.

Fuente: BBC Mundo