18
Vie, Ago

La alimentación del futuro viene de La Araucanía

Opciones de Texto

Materias primas vegetales premium ofrece el Centro de Genómica Nutricional Agroacuícola, CGNA, de Temuco. ¿Qué son estas? Productos que poseen una calidad y cantidad sobresaliente de proteínas, ácidos grasos, fibras solubles, antioxidantes, entre otras características, útiles para la producción de alimentos destinados a las personas y a animales como salmones, porcinos, aves y rumiantes.

Revista Chile tiene su ciencia Nº3, Marzo de 2015.

Se estima que para el 2050 la demanda por alimentos obligará a duplicar su producción. Para reducir el impacto ambiental que esto conlleva, será necesario usar procesos más eficientes que permitan mayor producción por unidad de superficie, agua y energía, y cultivos capaces de tolerar el cambio climático y efectos asociados como la sequía, el aumento de la radiación y las plagas.

En el sector productivo ganadero, en tanto, se espera una demanda creciente de fuentes vegetales de proteínas y aceites grasos, para reemplazar a las fuentes animales, cada vez más caras y escasas. El lupino amarillo, conocido como el grano superproteico, se vislumbra como una de las soluciones para la alimentación de salmones y rumiantes. El año pasado, el CGNA presentó una variedad de este grano, el AluProt-CGNA, el primer cultivo registrado que posee un 60% de proteínas de excelente calidad, más que la soja, y que fue creado con herramientas de genómica después de siete años de trabajo.

cgna2Ya se han desarrollado prototipos de AluProt como leche, mayonesa, pan con alto contenido proteico y otros, que podrían ayudar a una alimentación más saludable y con bajo nivel de colesterol. También se está probando como alternativa para la alimentación de aves, cerdos, rumiantes e incluso mascotas.

El CGNA tiene tres líneas de investigación: Genómica y Bioinformática de Cultivos; donde además del lupino amarillo sobresalen el raps, la canola y el lino; Tecnología y Procesos, para la obtención de ingredientes funcionales, complementos nutricionales y compuestos bioactivos; y Nutrición y adecuación al uso industrial, que trabaja en conjunto con las empresas en la sustitución de insumos de materias primas para lograr un mayor valor agregado nutricional y económico.

Además de generar investigación, el CGNA desarrolla negocios y transferencia tecnológica que aportan al sector agroindustrial, agroalimentario y la industria farmacéutica de la Región de La Araucanía y del país. Tiene tecnología e infraestructura de segunda generación que permite mayor velocidad de análisis, calidad de la data y minimización de residuos para caracterizar genomas, evaluar expresión génica de los cultivos y procesar grandes volúmenes de información.

El Centro de Genómica Nutricional Agroacuícola nace en 2005 a través de la adjudicación de un proyecto CONICYT. Cuenta con el respaldo de la Universidad de La Frontera, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA, y el Gobierno Regional de La Araucanía.