Entrevistas de Explora

¿Quieres saber qué opinan los científicos? Aquí encontrarás múltiples entrevistas de los mas variados temas. Elige tu favorito.

Entrevistas Jane Goodall: Ciencia y tecnología al servicio de la Conservación

jane2Una de las científicas más admiradas de nuestro siglo, ambientalista y especialista en chimpancés, usa tecnología de punta, redes sociales y a la NASA en su labor de conservación. Mensajera de la Paz de la ONU, Goodall conversó con Explora durante su visita al país, en la que celebró la fundación de su instituto en Chile y entregó un mensaje de esperanza en el futuro.

A punto de cumplir 82 años de edad, la primatóloga viaja durante 300 días al año recorriendo el planeta, lo que se vuelve cada vez más urgente a medida que envejece ya que “me queda menos tiempo para crear conciencia”, dice. Revolucionó a la comunidad científica y al mundo entero con los resultados de su pionera investigación de campo con chimpancés en libertad en Gombe, Tanzania, la más prolongada de la historia.

La niña inglesa que atesoraba su libro “Tarzán, el hombre de la Selva”, llegó a los 23 años a Kenia para trabajar con el renombrado antropólogo Louis Leakey. Demostró que los chimpancés tienen emociones y sensaciones, vetó su uso en experimentos y destronó al hombre como única especie que crea y usa herramientas.

En su charla magistral se emocionó al mostrar el video donde la chimpancé “Wounda” la abraza antes de volver a la libertad. Con esa fragilidad que alberga una pasión inagotable, nos contó de su esperanza en un mundo mejor, por la determinación de los jóvenes, la inteligencia y el indomable espíritu humano y la resiliencia de la naturaleza. Pilares replicados en la flamante fundación del Instituto Jane Goodall en Chile con el programa juvenil Roots & Shoots (Raíces y Brotes). Todo, sin soltar su monito de peluche “Mr. H”.

Noviembre de 2015

¿Dónde encuentra la fuente de su energía, pasión y devoción? ¿Qué la motiva?

Como tengo una cantidad cada vez más reducida de tiempo en el planeta y a la vez más información que me gustaría compartir -y todavía estoy aprendiendo cosas, incluso a mis casi 82 años me levanto pensando en que hoy voy a aprender algo nuevo-, mi motivación y esperanza viene, primero de conocer gente joven entusiasmada con sus proyectos y por ser parte de esta iniciativa.

Segundo, nuestro maravilloso cerebro, que nos ha permitido desarrollar increíbles tecnologías que facilitan y mejoran nuestra labor, además de ayudarnos como individuos a tomar las decisiones correctas y dejar una huella menos pesada en el planeta; y tercero, la resiliencia de la naturaleza, donde un territorio puede estar devastado por la minería, por ejemplo, y con el paso del tiempo, me ha tocado verlo, todo vuelve a estar verde otra vez. La naturaleza es muy resiliente; especies animales en las puertas de la extinción logran una segunda oportunidad. De eso se trata mi último libro “Seeds of Hope: Wisdom and Wonder from the World of Plants” (en español, “Semillas de esperanza: Sabiduría y Maravillas del Reino Vegetal”) que estoy determinada a que sea traducido al español, ya que es un material muy necesario para América Latina.

¿Por qué siempre viaja con “Mr.H”?

Me ayuda a entregar el mensaje, pero al mismo tiempo, es un recordatorio personal. Es un regalo de cumpleaños de un amigo que pertenecía a la marina estadounidense que perdió la visión a los 25 años, pero se mentalizó en no permitir que su ceguera destruyera su vida. Quiso ser mago, nadie le tenía fe a un mago ciego, sin embargo logró su propósito.

Ciencia y tecnología: ¿Cómo está usando la ciencia y la tecnología de punta para la conservación?

Tenemos un programa muy fuerte que involucra imágenes satelitales con la más avanzada tecnología. Gozamos de un acuerdo con Google, específicamente con Google Earth; una organización que hace ciencia ciudadana llamada ESRI (Environmental Systems Research Institute, que traducido al español es Instituto de Investigación en Sistemas Medioambientales) y Digital Globe (Mundo Digital) que recopila todas las imágenes que genera Google Earth. Completando todo lo anterior, está la agencia espacial estadounidense, NASA, que nos provee con cientos de miles de dólares en software.

Asimismo nos ayuda un joven científico, zoólogo y doctor en ciencias de la conservación, Lilian Pintea, que maneja todo esto con lo último en tecnología. Así logramos mapear el hábitat de los chimpancés a lo largo de África y luego usamos estos mapas para trabajar con los poblados a su alrededor, involucrándose ellos mismos en la protección y recuperación de la selva. Los habitantes aprenden a usar iPads donados por Google Earth para reportar talas ilegales, lugares de apareamiento, avistamientos de otros animales amenazados… ellos eligen lo que reportarán. Muchos de ellos no saben leer o escribir pero todos dominan usar estos dispositivos. Estamos haciendo ciencia ciudadana real cuya información se sube a las bases de datos de Global Forest Watch (Vigilancia Mundial de Bosques).

Así que ahora, a la gente que dona dinero para proteger el medio ambiente y los chimpancés en África, se les puede dar una prueba fehaciente de que estamos usando el dinero recibido en eso. Además de enfocar el trabajo en las áreas que más lo necesitan, optimizando el uso de los recursos.

¿De qué manera le están sacando partido a las redes sociales?

Utilizamos las redes sociales viralizando iniciativas para conseguir cambios. En este sentido, algo que recientemente creamos fue una plataforma digital llamada Tapestry of Code (Tapiz de Código), con la ayuda de la empresa ESRI, donde todos los grupos Roots & Shoots alrededor del mundo muestran sus proyectos. Aún no logro visualizar bien cómo es esto, pero es muy interesante y eso que por el momento solo ven iniciativas frente al cambio climático. Por eso, pienso revelar más al respecto en la Cumbre de Cambio Climático, (COP21), en París, que ojalá se realice a pesar de los terribles hechos que tuvieron lugar en esa ciudad.

Chile y su juventud: ¿Qué piensa de lo que hace nuestro país en protección del medio ambiente?

No puedo pretender saber a fondo la realidad de cada uno de los países que visito durante mis 300 días de viajes al año, pero sí sé que desde mi última visita, hace tres años, el programa chileno de Roots & Shoots creció y, luego de reunirme con el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, conseguí su compromiso oficial con el trabajo de las organizaciones del área. Además de la creación de un día al año que destaque y cree conciencia sobre la fauna nativa del país, sobre la totalidad de la flora y fauna local, y no solo por los jóvenes chilenos, sino también por el resto del planeta.

Es por esto que se me ocurrió que todos los programas Roots & Shoots en el mundo elijan un animal chileno como su mascota y, de ser necesario, creen conciencia sobre esa especie, aprendan sobre ella, escriban y junten dinero para su protección.

¿Qué quiere lograr llamando a los jóvenes a actuar?

Mi meta es que nuestro programa juvenil Roots & Shoots convierta al mundo en un mejor lugar. Actualmente está en 140 países, y busca involucrar a niños y jóvenes de todas las edades, desde pre-escolares a universitarios, en proyectos de su elección, dependiendo del país y su edad. Es un proyecto que ayuda a la gente, a los animales y al medio ambiente, bajo el lema de que todos podemos vivir en paz y armonía. Dentro del país, entre naciones, entre distintas religiones, culturas y especies.

¿Por qué decidió ser una peregrina de la conservación?

Para crear conciencia. Lo decidí mientras viajaba por el mundo como científica discutiendo los problemas que afectan a los chimpancés: como la tala de la selva, que son cazados para comida, el tráfico ilegal, las investigaciones, entre otros. En estas travesías conocí a toda esta gente joven, escolares y universitarios, que parecían no tener demasiada esperanza y cuando comencé a conversar con ellos me di cuenta que estaban en uno de estos tres estados: apáticos, es decir no les importaba nada, enojados o deprimidos. ¿Por qué? Porque dañamos su futuro y no había nada que ellos pudieran hacer al respecto, decían.

Así que, bueno, habíamos dañado su futuro, pero yo no creo que sea demasiado tarde para hacer algo al respecto, aunque necesitamos hacerlo ahora. Así que los viajes se vuelven más urgentes a medida que yo me vuelvo mayor, ya que me queda menos tiempo para hacerlo. Porque aún hay tiempo, pero si la juventud pierde la esperanza, entonces ahí realmente no hay futuro.

¿Cuál es la importancia de las pequeñas decisiones y cambios individuales?

Es muy importante. Como siempre digo, mucha gente suele no hacer nada porque desconocen el impacto que su cambio individual tiene y lo creen insignificante. Pero digamos que si mil millones de personas durante todo un año no desperdician un solo vatio de electricidad, o ahorran agua, o dejan de comprar cosas por el solo hecho de tener algo más, sino que compran lo que realmente necesitan significaría un gigantesco cambio, -Gandhi dijo “el planeta puede proveer lo suficiente para las necesidades humanas, pero no para la codicia humana”-.

Y si no te preocupas por los animales ni el planeta al menos preocúpate por tu salud. Cuidar el planeta es cuidarte a ti mismo, es el aire que respiras, la comida que comes… me siento avergonzada de mi especie y cómo hemos dañado nuestro planeta, pero tengo toda la esperanza de que podemos solucionarlo.

¿Cómo se ve a sí misma: científica, activista o pionera?

Bueno, definitivamente soy una científica, tengo un doctorado para demostrarlo y ciertamente soy una activista, recorro el mundo actuando activamente por lo que creo; soy una conservacionista, una humanitaria...realmente no sé bien cómo describirme… también soy madre y abuela.

¿Cuál es su consejo para las niñas y niños que se interesan en la ciencia?

Yo tuve la suerte de tener una madre que me apoyó en todo lo que me propuse, incluso cuando todos se burlaban de mis sueños y mi gran amor por los animales. Ella siempre me decía en esas situaciones: “si tu realmente quieres eso, debes trabajar duro, tomar las oportunidades que se te presenten y nunca rendirte”. Ese es el mensaje.

Un Programa de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile.
Moneda 1375, piso 11, Santiago de Chile. Teléfonos (56-2) 23654571, (56-2) 23654573 / Email: explora@conicyt.cl