18
Vie, Ago

¿Sabías que puedes regar verduras con agua de mar?

Opciones de Texto

En el Desierto de Atacama ya se pueden cosechar tomates y acelgas regados con agua de mar. En el mundo, el 97.5% del agua es salada y sólo el 2,5% es dulce, incluyendo glaciares y mantos subterráneos, los que no siempre se pueden aprovechar para consumo humano. Por eso, regar con agua de mar de manera exitosa es importante. Ambas hortalizas, el tomate cherry y la acelga, no sólo sobrevivieron, sino que resultaron más sabrosas y con más nutrientes que sus versiones cultivadas con sistemas de regadío tradicionales. La clave fue que los vegetales no recibieran el riego desde arriba, sino que desde abajo: entre 40 y 110 centímetros por debajo de donde fueron plantados. Todo gracias a la capilaridad, una propiedad de los líquidos que permite que el agua suba por las raíces y deje las sales en el camino.

Fuente: Noticias UCN